Conoce las propiedades del té de jazmín

Aromático, de sabor delicado y con una extensa lista de propiedades. El té de jazmín es considerado como una exquisitez en los países asiáticos; y desde hace algún tiempo se ha convertido en uno de los favoritos también en occidente. Y hoy te revelamos las razones.

Después de cultivarse en un rápido ciclo de 24 horas, las flores recolectadas se mezclan con una base que puede incluir té blanco o verde. Así la planta impregna con su fragancia hasta que todas las hojas se secan y son empaquetadas en cajas o en las bolsitas tradicionales.

Mirá algunas de sus bondades

Contra la gripe
Es uno de los remedios naturales contra los virus de la gripe y los resfriados comunes. Una simple infusión alivia los dolores de cabeza, musculares y otros síntomas. También puede emplearse para hacer gárgaras, lo que contribuye a la salud bucal.

Colesterol
Gracias a la presencia de catequinas, el té de jazmín es un excelente digestivo, por lo que se recomienda tomar una taza después de la comida principal. Además, actúa contra la producción de colesterol malo, debido al complejo grupo de enzimas que activa el metabolismo y, en consecuencia, quema más grasa.

Eterna juventud
Otro de sus beneficios es la prevención del envejecimiento prematuro del organismo; tanto a nivel celular, como de la piel. Dada su concentración de antioxidantes, se fortalece la capacidad depurativa del cuerpo, al tiempo que crea una barrera contra los radicales libres.
Ahora entendemos por qué es uno de los secretos mejor guardados de Sofía Vergara.

Menos estrés
La esencia de jazmín es una de las más utilizadas en la elaboración de perfumes, por ser refrescante y tranquilizadora. Al ingerirse en forma de infusión, produce un efecto calmante en el sistema nervioso.

Sin embargo, también tiene cafeína; por lo que puede emplearse como un estimulante sutil en esos días que una requiera una dosis extra de energía. Lo único que se debe hacer es prepararlo algo más fuerte.

Tip Eme: Los expertos recomiendan consumirlo en tazas de porcelana o vidrio y sin leche o azúcar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *