Dale más usos a tu secador de cabello con estos trucos

Existen diversos instrumentos que tenemos en casa, que muchas veces no nos imaginamos que le podemos sacar el máximo provecho, así como el secador de cabello, que aparte de hacerle honor a su nombre nos da la posibilidad de realizar más trucos de belleza para lucir siempre guapas.

Riza tus pestañas:

Rizar las pestañas muchas veces no nos da los resultados deseados, porque no aplicamos la técnica correcta, pero con este truco te quedarán preciosas, lo que debes hacer es, apuntar por algunos segundos el aire caliente del secador en el rizador de pestañas, seguidamente asegúrate que no queme y aplica sobre tus pestañas.

Suaviza tus zapatos nuevos:

Para que no te lastimen esos zapatos tan hermosos que acabas de comprar es importante que los ablandes, y el secador de cabello en este punto nos será muy útil, lo que debes hacer es pasar por unos minutos el calor del secador adentro del zapato, seguidamente debes ponerte los zapatos para que se ajusten, camina un poco y listo la magia del calor le dará suavidad a tu calzado.

Secar el autobronceado:

Seguramente te pasa que cuando aplicas el autobronceador, debes estar con los brazos y las piernas extendidas sin moverte para no provocar manchas en tu bronceado. Es por ello que el secador podrá resolver este problema, lo que debes hacer es utilizarlo pero ojo con aire frío, para tener un autobronceado de secado rápido y sin problemas.

Define tus rizos:

Cuando seques tu cabello, aprovecha ese momento al máximo, ya que con el difusor que es un complemento del secador de cabello, define el cabello ondulado o con rizos, distribuyendo el calor de manera uniforme si lo aplicas desde abajo.

Seca tus uñas:

Muchas de nosotras nos mantenemos con el tiempo limitado es por ello que es necesario acelerar el proceso de secado de uñas, y con tu secador de cabello será muy fácil, solo recuerda no pegarlo mucho a tus dedos si deseas utilizar el aire caliente, ahora bien el aire frío también es capaz de secarlo solo que toma un poco más de tiempo.

Ajusta tus gafas o anteojos:

En ocasiones las patillas de nuestras gafas no se ajustan a nuestro rostro, por lo tanto puedes moldearlas con cuidado con el calor del secador de cabello. Apunta el aire caliente a una patilla trata de moldearla y coloca tus gafas para ajustarlas, luego haz lo mismo con la otra patilla.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *