Lo que la lengua puede desvelar sobre tu estado de salud

Si los ojos son el espejo del alma, la lengua es el balcón de nuestro organismo. ¿Por qué? Ese órgano es uno de los que mejor muestra el estado de salud de nuestro cuerpo. Angela Warburton, experta en medicina china, y la doctora Gillian McKeith han apuntado algunos de los síntomas que hay que tener en cuenta de nuestra lengua para detectar posibles enfermedades. ¡Ojo al dato!

Cuando acudimos al médico a una revisión por una posible gripe, resfriado o incluso placas, lo primero que nos piden es que digamos el típico “aaaaa”. Sí, ahí aparece el ‘palito’ de madera que permite a los profesionales detectar qué es lo que está provocando que nuestro estado de salud no esté al 100%.

¿Qué es lo que realmente miran? La lengua. La doctora Gillian McKeith y Angela Warburton han realizado varios estudios en los que aseguran que se trata de un órgano que muchas veces pasa desapercibido y que es el mejor para demostrar los desequilibrios del organismo humano. Su forma y su color son claves para detectar posibles enfermedades y el estado de nuestra salud. ¡Toma nota!

Una lengua ‘sana’ deberá tener un color rojo rosado, bordes suaves y una textura fina con una leve capa blanca. ¿Y si tengo pequeñas marcas de muelas y dientes? Si es así, el órgano denota que tu sistema digestivo es débil y que trabaja más de la cuenta, algo que produce hinchazón y deformidad lateral de la lengua.

Si el color rosado de tu lengua deriva en un tono rojizo, deberías evitar alimentos que produzcan calor como el picante. También puede ser síntoma de que estrés, irritación o incluso ansiedad o problemas para dormir. Según Warburton, es recomendable alejarse de dispositivos electrónicos y escuchar música relajante.

En los casos más graves, la lengua también puede ponerse morada. ¿Es grave? Es un síntoma claro de que la sangre no circula bien, algo que puede llevar a migrañas o dolor e incluso calambres.

Mucho más comunes son las lenguas agrietadas, que se producen por niveles bajo de humedad o un exceso de calor en el cuerpo. A evitar el café, el alcohol e ingerir agua de forma abundante. Al contrario, si está hinchada, tu lengua está mucho más húmeda y puede suponer que haya cansancio generalizado. Para mejorar sus aspecto, comer azúcar o plátanos.

Fuente: Qué!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *