¿Por qué nunca debes darle pan a los patos?

Para muchos de nosotros, esto viene como una revelación impactante. ¿Patos y pan? Nombra a un dúo más icónico. Pero desafortunadamente, realmente, no debes alimentar a los patos con pan.

¿Por qué?

Al igual que los seres humanos, las aves acuáticas a menudo son felices de comer alimentos poco nutritivos.

“El pan blanco, en particular, no tiene ningún valor nutritivo real, por lo que mientras que las aves pueden encontrarlo sabroso, el peligro es que se llenan en lugar de otros alimentos que podrían ser más beneficiosos para ellos”, una portavoz de la Sociedad Real para la Protección de Aves dijo al diario The Guardian en 2015.

Ese año, una encuesta realizada por Canal and River Trust encontró que alrededor de 6 millones de panes eran arrojados a aves inglesas y galesas anualmente. Sus datos más recientes muestran un decremento de alrededor de 35 millones de panes al año, lo que no es un comienzo terrible.

“Alimentar a los pájaros es algo que la gente ha hecho durante generaciones y definitivamente no queremos desalentar eso”, dijo a la BBC Richard Bennett, gerente de medio ambiente del Canal and River Trust. “Pero tenemos que pensar en cómo lo hacemos”.

¿Qué tan malo puede ser?

Para empezar, el pan es esencialmente comida chatarra. Llena a los pájaros sin aportarles un valor nutricional. Es lo mismo que con los humanos: después los bebés patos terminan malnutridos, sin los nutrientes de plantas que necesitan para crecer apropiadamente.

Una dieta rica en calorías y baja en nutrientes puede hacer que las aves acuáticas desarrollen una condición conocida como “ala de ángel”, una deformidad incurable del ala que normalmente evita que los pájaros logren volar.

Y además, obtener alimentos de los humanos constantemente hace que los críos no aprendan a buscar comida por si mismos. Y los patos adultos que se alimentan más tienen problemas de obesidad.

Si alimentar a los patos es de tus actividades favoritas, y estamos rompiendo tu corazón con esta noticia, no estés triste. Hay muchos otros alimentos como lechugas y otros vegetales. Otras opciones incluyen maíz, chícharos, semillas y arroz.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *